En este artículo te queremos contar 5 razones contrastadas para comprar en el comercio local. Así que si eres de los que no estás convencido de comprar en los comercios de tu barrio, lee este post. ¡Seguro que cambias de opinión!

  1. Cercanía: aunque parece obvio, comprar en el comercio local es muy cómodo porque apenas te tienes que desplazar. Las tiendas las tienes en tu barrio, cerca de tu casa, con lo que puedes desplazarte a pie: ahorras en combustible y en tiempo, porque no tienes que buscar sitio para aparcar.
  2. Trato personalizado: el trato en las tiendas de comercio local siempre es más personalizado que en las grandes superficies, por distintas razones. Una de ellas es porque como el volumen de clientes es mucho menor que en los grandes almacenes, pueden atenderte mucho mejor. Además, debido a su proximidad, muchos de los clientes son del mismo barrio, por lo que es muy probable que el comerciante se los encuentre por la calle. Y ese es un factor clave para no fallarle al comprador. ¿O no? La confianza que se genera muchas veces es para toda la vida.
  3. Genera empleo: el comercio local, como parte de la pequeña y mediana empresa, necesita continuamente trabajadores. Las pymes son el sector que genera más riqueza en España. Aparte, muchas veces estos puestos de trabajo se cubren con gente del mismo barrio. Las buenas referencias aún funcionan en este mundillo.
  4. Compromiso con el entorno: muchos de los establecimientos de comercio local forman parte de la asociación de comerciantes del barrio. O del gremio al que pertenezca su sector. Y la gran mayoría se implica en el entorno inmediato. Porque se preocupan de que su calle esté en las mejores condiciones posibles (aunque sea también en beneficio propio). Y eso redunda en beneficio de todos los habitantes de la zona. ¿A quién le interesa que la calle por donde tienen que pasar sus clientes esté mal iluminada, con baldosas levantadas o rotas en la acera o llena de suciedad?
  5. Los beneficios se quedan aquí: los beneficios del comercio local no se los llevan grandes empresas extranjeras, sino que se quedan aquí. El pequeño comercio genera muchos más ingresos en la ciudad donde está ubicado. Estudios recientes afirman que por cada 100 euros que un consumidor gasta en comercio de proximidad, 45 se quedan en la ciudad o barrio, mientras que si haces el mismo gasto en una gran superficie solo se quedan 15 euros.

Ahora ya sabes por qué te conviene comprar en el pequeño comercio. Estamos seguros que estas 5 razones contrastadas para comprar en el comercio local te habrán convencido. Pero nada mejor que pongas en práctica nuestro consejo. Tómate un café en el bar que está situado al lado de tu casa, compra el pan en la panadería del barrio, la verdura en la frutería vecina, las libretas en la papelería de la esquina, los muebles en la tienda de toda la vida. ¡Compra en el barrio y descubrirás cómo repercute positivamente en ti!

5 razones contrastadas para comprar en el comercio local

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.